Seguramente Cevico estuviera poblado en época romana debido a su situación geográfica y puesto que su topónimo con significado de “lugar de abastos” y “hábitat de población rural” así parece indicarlo. Lo del anexo de Navero parece proceder del sustantivo latino “nava”, con significado de “llanura encharcada”.

Se han hallado, hace escaso tiempo, algunos vestigios y materiales arqueológicos en la “Cuesta de la Horca” que confirman la existencia en esa zona de un castro amurallado en la edad de Bronce, II milenio a.C.

A finales del siglo IX sería ocupado Cevico en el avance de las tropas cristianas de la Reconquista amurallando el lugar con el fin de defenderse de la invasión musulmana, viniendo varias gentes a repoblarlo en el siglo X.

En el año 934 fue fundado el monasterio de San Pelayo de Cerrato a un kilómetro de Cevico al que dotarían Oveco Díaz y su esposa Rutina, monasterio ocupado en primer lugar por las monjas Benedictinas y, en 1145, pasó a los Premostratenses. Lamentablemente, tras la Desamortización de Mendizábal de 1837, fue abandonado hasta llegar a su ruina actual. En 2007 se ha aprobado el proyecto de su rehabilitación, promovido por la Fundación Siro, para darle un uso social y cultural. Una vez rehabilitado, el monasterio se convertirá en la sede de la Fundación Siro.

Cevico Navero

El obispo de Palencia recibió como donación el Castillo de Cevico por parte de Alfonso VIII.

A mediados del siglo XIV Cevico era lugar de abadengo que pertenecía al monasterio de Santa María de la Vid.
En 1711, Cevico Navero disponía de 65 vecinos y poco después era villa de señorío y pertenecía al Conde de Castrillo, disponiendo ya de 125 vecinos, disponiendo del término comunero de “Los Alfoces” junto a otras villas del Cerrato. En 1785 el alcalde ordinario era nombrado por el Conde de Castrillo y Orgaz.

La iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Paz, tiempos atrás estuvo bajo la advocación de Santa María, fue románica si bien guarda aún alguno de sus restos sobre todo en la portada. Se levanta la iglesia en tres naves cubriéndose de artesonados la nave central, los laterales y la capilla mayor; se conservan capiteles románicos de finales del siglo XII en las columnas del lado de la Epístola e introduciéndose el estilo mudéjar en este templo a lo largo de los siglos XIII y XIV. Es admirable su pila bautismal de fines del XV con decoración estilo “Reyes Católicos” así como su Cruz renacentista de plata, de la segunda mitad del siglo XVI. Es esta iglesia de Cevico Navero Monumento Histórico-Artístico en junio de 1993.

Cuenta Cevico Navero con la Ermita de Nuestra Señora del Carmen, construida en piedra en 1886.

Ermita

Cevico disponía a finales del siglo XVI de 768 habitantes, en 1826 de 600; en 1847 de 697; en 1900 de 999; en 1930 de 943; en 1960 de 747, para decaer a tan solo 246 en 2005.